Los clientes siempre serán lo más importante para una empresa, por lo que tener un acercamiento con ellos es crucial para venderles, que es el principal objetivo de la compañía. Para esto es necesario acompañarlos desde que se les detecta una necesidad hasta que realizan una compra o la contratación de un servicio.

De esto trata el funnel de marketing,  el cual tiene como fin definir y dar seguimiento de los pasos que tiene que dar un usuario para cumplir un objetivo determinado dentro de la web, ya sea un registro, un lead o concretar una compra.

Esta técnica permite hacer procesos para cualificar y clasificar a los leads en grupos de mayor a menor propensión para comprar nuestro producto o servicio, lo que nos genera información sumamente valiosa.

Para generar clientes en internet es indispensable medir cada parte del proceso y saber qué campañas generan qué resultados y a qué costo. Por lo cual hacer seguimiento puntual al embudo es indispensable.

Así funciona el proceso para realizar funnel de marketing:

Views (ads de google, fb, linkedin). Para generar presencia de la marca en internet es INDISPENSABLE pagar anuncios en plataformas como Linkedin, Facebook y Google. Es recomendable escoger anuncios cuyo objetivo sea llevar tráfico a nuestro sitio; es decir, que cobren por click, no por vistas o impresiones.

Clics (tasa de rebote o bounce rate, personas que duren menos de 10 segundos son tráfico basura). A partir de los los clicks que los anuncios generen, habrá personas que pasen menos de 10 o 15 segundos en nuestro sitio. Este tráfico es basura, significa que no estamos dirigiendo los anuncios a las personas correctas. 

Visitas (personas que duren más de 10 segundos el sitio web debe tener un robot que monitoree de dónde se salió la visita para volverle enviar anuncios). El tráfico que se quede leyendo una persona en nuestro sitio o blog, es tráfico que probablemente esté interesado en nuestros servicios, pero no necesariamente quiera comprar ahora. 

Internet es como las relaciones: tratar de vender a un cliente cuando acaba de llegar a nuestro sitio es como pedirle matrimonio a alguien que acabamos de conocer. ¡Nos va a decir que no!

Lead Magnets. Una vez que alguien ya nos conoce, el siguiente paso es que nos dé su correo, para esto hay que darle algo de alto valor como un eBook, un manual o un estudio relacionado con tu servicios para que conozca a profundidad de qué se trata nuestra industria y qué hacemos.

Compra. Una vez que tenemos su mail, debemos enamorarlo con más contenido. Enviar newsletter con información exclusiva e invitarlo a comprarnos mostrándole nuestro expertise.

Postcompra (up sell, cross sell, recompra, recomendación). Vender en internet cuidando cada parte del proceso en realidad no es un tema del otro mundo. El gran problema a veces viene cuando el cliente no recibe lo que le prometimos, y entonces nuestro gasto en venderle puede superar el monto de nuestra venta porque no nos recompró ni nos recomendó. Hay que afinar cada uno de los procesos de nuestra empresa para que las postcompra sea un arma más poderosa que nuestra estrategia de marketing.

La magia de vender en internet es que podemos medir, cuidar y mejorar, cada parte del proceso porque herramientas como Google Analytics nos dicen prácticamente todo. Esto permitirá rastrear desde nuestro anuncio hasta la venta, quién lo hizo, cómo, cuándo y por qué te compran, y así mejorar nuestras ventas gastando lo mismo o incluso menos.