¿Cómo crear un contenido relevante y de valor para que los medios de comunicación lo tomen en cuenta? La respuesta está en ellos, en el periodismo. Una agencia de relaciones públicas o marketing debe funcionar como la redacción de un medio, no como un call center dedicado a acosar periodistas. Las buenas historias, escritas correctamente y bien contadas deben ser prioridad.

Sin embargo, debes tomar en cuenta que estás escribiendo para web, por lo que algunas “reglas” cambian, es decir debes hacer una adaptación de lo periodístico al periodismo digital combinado con marketing digital.

Una de las tareas más complejas de un buen texto es atrapar la atención del lector, por lo que aquí puedes ver algunas claves para poder lograrlo con éxito:

Gran título

La cabeza es la gran entrada y lo primero que vende. Una mal cabeza puede arruinar un gran texto. Es la clave para atraer la atención del lector y con lo que decidirá si sigue leyendo o no.

El título debe ser  por una parte atractivo y por otra descriptivo, es decir, al mismo tiempo que enganche e impacte, pero también que hable sobre lo que contiene el texto, lo que significa ser fiel al contenido. Una regla fundamental es decirle un rotundo NO a las cabezas “vende humo”,  el lector debe encontrar dentro del contenido lo que lee en el título.

Estructura 

Como bien sabes, una nota periodística debe responder a las cinco preguntas básicas: “¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué?. Sin embargo, la redacción de artículos para web es diferente y se asemeja más a una historia en la que exista una introducción, un desarrollo y un cierre. Aunque varias de estas preguntas se contestan dentro del mismo esquema.

La importancia de las fuentes

La información no es válida si no hay fuentes, punto. Es un principio fundamental para que un contenido sea de calidad. Debes realizar un trabajo de investigación para cada contenido e identificar datos.

El internet es un mundo de información, de la cual gran parte no es verídica, por lo que es de gran importancia que cites a la fuente, además de que te ayudará a evitar situaciones nada gratas como que te acusen de plagio. Por eso es de vital relevancia que dejes en claro cuando las palabras del texto no son tuyas.

Escribe en segunda persona, pero no abuses

El estilo del contenido digital debe ser como de “amigos”, por lo que un lenguaje de a tú a tú es lo más recomendable porque generas empatía con los lectores, lo cual es de crucial ya que ellos representan las ventas. Sin embargo se debe hacer un equilibrio y no abusar de este lenguaje porque los usuarios no quieren una opinión personal. 

Claro, conciso y preciso ante todo

Una ley no escrita para crear un buen contenido es que cualquier persona que lo lea pueda entenderlo, por lo que no debes asumir que el lector será experto en el tema. Es importante dar un contexto, antecedentes y escribir manera clara, concisa y precisa, con un lenguaje que cualquier persona pueda comprender (esto no significa que escribas como hablas). 

Párrafos y frases cortas harán un lenguaje fluido. Usa recursos como bullets cuando se necesite desglosar información y que ésta se ofrezca al lector de manera más clara tanto para leerla como visualmente. 

Usa imágenes 

El uso de materiales visuales siempre enriquecerá un texto, además de que llamará más la atención de los usuarios. Fotos, infografías o vídeos, pueden ser el complemento ideal de las palabras.

Buena historia

Una buena historia puede lograrlo todo. Si el contenido que estás escribiendo te aburre seguramente a los lectores les pasará lo mismo, por lo que es importante que disfrutes el texto que desarrollas y el proceso de hacerlo. Eso se notará en la calidad del artículo.

Para que una historia sea de valor debe cumplir con ciertas características como que sea original, creativa y debe estar enfocada a los usuarios actuales o a los potenciales, pero sobre todo NO DEBE ser publicitaria.

El texto debe ser fácil de leer para cualquier persona, pero a veces tendrás que adaptarlo a un público específico, por lo que saber quién es la audiencia para escribir basado en sus gustos y preferencias y sea más fácil captar su atención.

La historia no debe ser demasiado larga, al menos que sea necesario, porque habrá lectores que seguro les aburrirá en algún momento.  

Datos

Los datos muchas veces serán la piedra angular de tu historia, otras veces serán complementarios. Elegir los datos correctos y trabajarlos (compararlos, contrastarlos) darán sustento a tu contenido además de que generarán un mayor impacto en los usuarios. Repite siempre: historia y datos van de la mano.